MENU

Aspectos normativos que afectan la estrategia catalana para la renovación energética de edificios

FICHA TÉCNICA

Autoría: Cíclica [space·community·ecology], Albert Cuchí (Universitat Politècnica de Catalunya)

Miembros del equipo de Cíclica: Joaquim Arcas (coordinador)

Encargo: Secretaria d’Habitatge i Millora Urbana del Departament de Territori i Sostenibilitat de la Generalitat de Catalunya

Año proyecto: 2016.

El sector de la edificación está en un proceso de transformación ocasionado no tan solo por la crisis económica, sino también por el cambio de modelo poblacional que ha sido su motor durante decenios, incrementando continuadamente la demanda de vivienda y, con él, el precio del suelo, haciendo que el valor de cambio predomine sobre su valor de uso. El sector de la edificación del futuro no será el sector de la nueva construcción.

El sector de la edificación ha constituido su marco normativo –como el organizativo y el financiero- sobre la nueva edificación como actividad determinante, sin desarrollar de forma sistemática una actividad de mantenimiento y de actualización del parque existente, y generando un sector de la rehabilitación subsidiario y marginal respecto a la nueva edificación.

Este marco normativo se expresó esencialmente sobre los ámbitos de la calidad técnica y de la adecuación a la ocupación, aplicándose sobre los edificios de nueva construcción y dejando unos requerimientos muy reducidos y genéricos para la definición de las calidades de la edificación existente. La llegada de la crisis energética, y ahora de las directivas europeas destinadas a la mejora  de la eficiencia energética, han abierto un tercer ámbito de calidad de la edificación ligada al uso de los recursos necesarios para habitarlos. Más allá de suponer una calidad adicional, la exigencia de eficiencia energética y su extensión al conjunto del parque construido supone la definición de un objetivo determinante para el sector de la edificación, una redefinición absoluta de su actividad hacia la rehabilitación.

La ausencia de esta actividad obliga a discutir la escala y el alcance de las actuaciones con el fin de modificar un marco normativo trabado por un entramado institucional que define los papeles de los diferentes agentes –derechos y deberes, modelos de negocio y actuación- organizado hacia la nueva edificación. Más aún, cuando el marco normativo ha de pasar a ser un marco estático, mero regulador de actividades, a potenciar el alcance de unos objetivos temporalizados, y en el que la información sobre el estado de la edificación hacia las cualidades que se quieren conseguir y los recursos para poner en marcha las acciones para mejorarlos, es determinante. El nuevo marco normativo ha de orientarse a la planificación de objetivos de calidad técnica, de capacidad de albergar actividades, y de recursos necesarios para mantener la habilidad del parque edificado.

El informe sobre el marco normativo pretende dar, pues, una visión estratégica que permita entender hasta qué punto este marco normativo necesita ser alterado o redefinido para hacer frente a los nuevos objetivos del sector de la edificación, de los cuales la Estrategia Catalana para la Renovación Energética de Edificios es un claro exponente. Esta visión estratégica nos ha de permitir entender cuál será el tipo de actividad propia del sector, captar sus diferencias con la actual, definir el marco normativo que les afecta y entender que barreras suponen las normas actuales para este nuevo tipo de actividad, tanto para la aplicabilidad de las disposiciones que contiene como para la alteración de las condiciones de actuación y de los intereses de los agentes.

Comments are closed.